Cargando ...
Amway logo
Saltar al contenido principal
smartedit.mode.only.message

Manejo del estrés: 10 formas creativas para controlar el estrés ocasional

Hay una gran variedad de formas para ayudar a controlar el estrés ocasional. A continuación te mostramos algunas ideas creativas que tal vez no has considerado.

1 de noviembre del 2022

Manejo del estrés: 10 formas creativas para controlar el estrés ocasional

Hay una gran variedad de formas para ayudar a controlar el estrés ocasional. A continuación te mostramos algunas ideas creativas que tal vez no has considerado.

1 de noviembre del 2022

Manejo del estrés: 10 formas creativas para controlar el estrés ocasional

Hay una gran variedad de formas para ayudar a controlar el estrés ocasional. A continuación te mostramos algunas ideas creativas que tal vez no has considerado.

1 de noviembre del 2022

Alivio del estrés Sé creativo con el estrés ocasional

Con tanta incertidumbre en el mundo, hay muchas cosas que están estresando a las personas.

El trabajo, los estudios y la familia pueden ser suficiente tarea. Si le agregas los acontecimientos mundiales y puede parecer una lista interminable de factores estresantes.

Desde hace mucho tiempo investigaciones demostraron que el estrés no es bueno para tu salud. Para empezar, perjudica tu sistema inmunológico. Hay una gran cantidad de maneras para manejar el estrés ocasional, pero hay algunas formas creativas de controlar el estrés que tal vez no has considerado.

1. Alcanza las estrellas con los ojos

¿Necesitas una nueva perspectiva? Intenta enfocarte en tu postura. Los estudios demuestran que la postura está relacionada con el estado de ánimo. No es lo mismo estar con los hombros caídos y mirando hacia abajo que sentarse derecho con la cabeza en alto. Investigaciones demuestran que las personas que estaban con los hombros caídos tenían más probabilidades de darse por vencidas. Y aquellas con buena postura podían generar pensamientos positivos más fácilmente.

Puedes llevarlo a otro nivel si miras hacia arriba para disfrutar de un poco de terapia con el cielo nocturno. Observar la extensión de las estrellas en una noche clara puede llenarte de paz y tranquilidad, lo que te ayudará a poner tus preocupaciones en perspectiva.

Además, las estrellas son universales: Estamos todos juntos en esto, debajo del mismo cielo nocturno. Ese es un pensamiento reconfortante. Además… ¡es gratis!

2. Observa peces y disfruta de una acuarioterapia

Probablemente has oído hablar de los baños forestales o las terapias naturales, en los que la gente recurre a la naturaleza por sus efectos relajantes.

Pero ¿qué pasa si estás en un entorno urbano? Considera la posibilidad de obtener una pecera. Hay estudios que han descubierto que observar peces ayuda a reducir el estrés, aumenta los sentimientos de relajación y disminuye la frecuencia cardíaca y la tensión muscular.

¿Necesitas probarlo? Visita una tienda local de mascotas y déjate fascinar. Advertencia: Puede que termines yéndote con tu propia pecera.

3. Prueba tararear

¿Sabías que cuando tarareas, literalmente estás haciendo vibrar tu cerebro y que esa vibración tiene un efecto relajante? Esto se debe a que activa el nervio vago, el cual ayuda a decirle a tu cuerpo que todo está bien.

Tararear por aproximadamente tres minutos tiene un efecto relajante, a la vez que despierta tus células cerebrales. No puedes poner esto en práctica durante una reunión de trabajo en persona, pero siempre puedes utilizar el botón de silenciar en las reuniones en línea.

4. Comunícate con tus conocidos

Pasar tiempo de calidad con tu círculo social siempre es bueno para el alma. Además, investigaciones demuestran que las personas que carecen de conexiones sociales sólidas son más susceptibles a las dolencias y enfermedades.

Reserva un tiempo para las personas importantes en tu vida, ya sea en una videollamada, un encuentro en persona, o simplemente por teléfono. Te sentirás mejor y ellos también.

5. Déjate guiar por tu intestino: Los probióticos te pueden ayudar

De veras, si sientes que algo no está bien en tu intestino, esto puede afectar tu sensación de estrés ocasional.

Hay miles de millones de bacterias en nuestro intestino. Estas bacterias pueden afectar la forma como nos sentimos, ya que cuando nuestro intestino trabaja bien, produce más serotonina y dopamina que la que produce el cerebro. La serotonina y dopamina son mensajeros químicos que juegan un rol importante en la forma como nos sentimos, nuestro estado de ánimo y nuestra habilidad de pensar y planear.

Es aquí cuando puedes acudir a los probióticos, que puedes encontrar en algunos alimentos o suplementos. El Probiótico para el estrés Nutrilite™ está científicamente formulado para proporcionar un apoyo natural para manejar el estrés ocasional. Además, apoya tu enfoque y ayuda a combatir la fatiga cerebral.†

A su vez tiene un concentrado de melón sin transgénicos, naturalmente rico en uno de los sistemas de defensa antioxidante más poderosos del cuerpo.

6. ¡Saltar también puede ayudarte! (en serio)

¿Te gustaba saltar en un trampolín cuando eras pequeño? Era muy divertido, ¿cierto? Un impulsor inmediato del estado de ánimo. Puedes recrearlo con un trampolín pequeño en tu casa. Es una forma divertida y de bajo impacto de impulsar tus endorfinas.

Y esto también viene con una ventaja. Saltar, también conocido como rebotar, estimula el sistema linfático, el cual es una parte clave del sistema inmunológico. Inténtalo entre 3 y 5 veces a la semana de 10 a 15 minutos y ve cómo te sientes.

7. Toma conciencia de tu cuerpo

No, no te estás aislando. Tomar conciencia es un término que se utiliza para calmar tu mente, especialmente en el momento de peor estrés o ansiedad ocasional. Te obliga a dar un paso atrás y a concentrarte en lo que está pasando en tu interior y exterior.

Hay varias maneras de hacerlo. Una de las más comunes es la técnica 5-4-3-2-1, que destaca tus cinco sentidos.

Deja de hacer lo que estás haciendo y comienza a buscar cinco cosas que puedes ver, luego, cuatro cosas que puedes tocar, tres cosas que puedes escuchar, dos cosas que puedes oler y una cosa que puedes saborear. Puedes hacerlo en tu entorno actual o imaginarte en tu propio lugar feliz.

8. Agarra un libro para colorear

Hay un motivo por el cual hay tantos libros para colorear en el mercado dirigidos a los adultos: es una excelente manera de calmarse y concentrarse en algo agradable.

Muchos de los libros cuentan con mandalas, los diseños circulares que pueden ayudar a convertir el momento de colorear en un momento para meditar.

Si no te agrada la idea de colorear con lápices de colores o crayones, busca una de las muchas aplicaciones de libros para colorear disponibles. En este mundo digital, puede ser exactamente lo que necesitas.

9. Aumenta tu consumo de vitamina C

Hay investigaciones que demuestran una conexión entre la deficiencia de vitamina C y el estrés ocasional. Mantén tus niveles elevados con alimentos altos en vitamina C.

¿No eres fan de las naranjas? No te preocupes, muchos otros alimentos pueden entregar las grandes dosis de vitamina C que necesita, incluyendo guayaba, chiles y pimientos.

Si no puedes obtener los suficientes alimentos ricos en vitamina C en tu dieta, para ayudar a apoyar el funcionamiento saludable de tu sistema inmunológico, considera tomar la Vitamina C de acción prolongada Nutrilite que libera lentamente la vitamina durante 8 horas para obtener la máxima absorción.†

10. Considera cambiar la pintura

Tu día estresante puede ser menos abrumador si disfrutas de un mar azul o un campo de lavandas al llegar a casa.

No literalmente, por supuesto, solo en las paredes. Pintar las habitaciones de ciertos colores puede ayudar a relajarte. Los colores que han demostrado mejorar el estado de ánimo incluyen el azul, violeta, rosa y verde.

Enfrenta ese estrés

No dejes que el estrés ocasional te abrume. Con tantas opciones, deberías poder encontrar algo que te ayude a enfrentar, calmar tus extenuados nervios y apoyar tu sistema inmunológico. ¿Buscas más consejos? Consulta nuestros otros blogs sobre el estrés en Conexión Amway.

†Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos.  Este producto no pretende diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.